Muchas veces la fuerza de voluntad para hacer una dieta desaparece con la llegada de las bajas temperaturas y las ganas de comer platos suculentos y tentadores. Sin embargo, es posible cuidarse y seguir disfrutando de los platos invernales. No se trata de privarse, sino de preparar las comidas de una forma saludable.

Comidas de invierno2

El invierno nos tienta con platos más pesados, bocadillos dulces y con más carbohidratos. No obstante, los kilos de más se pueden evitar teniendo en cuenta la saciedad que producen los alimentos y las maneras saludables de prepararlos. Es necesario diferenciar entre los alimentos que estimulan el apetito (alimentos procesados, de panificación, sopas instantáneas, snacks, etc.) y aquellos que más saciedad y energía producen (carnes, vegetales, frutas, etc.).

Alternativas saludables para preparar en invierno

La sugerencia es optar por preparaciones calientes a base de carnes, pescado y vegetales. En la sección Recetas podés encontrar otras formas saludables de reemplazar las harinas.

• Cazuelas, guisos y pasteles con puré:

Cazuela de carne y vegetales
Falso guiso de arroz
Pastel de carne y calabacín

• Carnes blancas y rojas rellenas de vegetales:

Peceto relleno de verduras
Filetes de atún rellenos

• Pastas sin harina

Canelones con salsa
Lasaña de carne (sin harina)
Calzones con masa de coliflor
Pizzetas sin harina

• Piononos y budines:

Pionono de espinacas relleno
Budín de pollo y verduras

• Muffins dulces y salados

Muffins de ricota y limón
Muffins de pollo y coliflor

• Tartas y budines:

Tarta sin harina de manzana y ricota
Budín marmolado sin harina

Las técnicas más recomendadas para cocinar son al horno, al vapor, al wok, a la plancha y a la parrilla. Te sugiero cocinar con rocío vegetal y evitar los fritos.

Lic. Loreley Baravalle
Directora de Córdoba Nutrición
MP: 2610 – Nutricionista

Disfruta y comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn